ESTILO

35 AOS DEL RELOJ INDESTRUCTIBLE

Casio está festejando el aniversario de G-Shock, uno de sus modelos más icónicos.Esta es la historia del reloj robusto y tecnológico que no se rompe.

 

En 1981, a Kikuo Ibe se le cayó el reloj que le había regalado su padre y que lo acompañó durante toda su juventud, quedando inutilizable para siempre. Una desgracia sin remedio para algunos, excepto para Ibe, que trabajaba como ingeniero para Casio y se propuso diseñar un reloj irrompible. Reclutó a varios de sus colegas para iniciar el Project Team Tough y empezó a probar materiales y formatos. Ya había roto varios prototipos cuando encontró la inspiración definitiva en una niña que jugaba con una pelota en la plaza. La solución fueron dos cámaras de aire entre la máquina y la caja y así nació el indestructible G-Shock, el modelo icónico de Casio que en abril cumplirá 35 años y que lleva vendidas 100 millones de unidades desde su creación.

A propósito del aniversario, la marca japonesa lanzó cuatro nuevos modelos en color negro mate que forman la colección Big Bang Black llevando aún más arriba los estándares de indestructibilidad del reloj: en octubre lo lanzaron a la estratósfera con un globo especial y regresó a la Tierra intacto luego de una caída de más de 1000 metros.

 

 

 

Karina Micciché Saavedra, de Watchland, la distribuidora oficial de Casio en Argentina desde hace más de 20 años, dice que G-Shock fue pensado para condiciones extremas: Si bien en un principio estuvo muy orientado a los deportes y disciplinas de riesgo, muchas profesiones empezaron a usarlo por su resistencia. Bomberos, buzos, operarios industriales, Casio se interesó por ellos, se reunió con varios y diseñaron nuevas líneas con barómetro, termómetro y pulsadores más grandes como para poder manejarlos con guantes. El modelo Mudmaster (foto), uno de los cuatro de la flamante colección, está diseñado para resistir al polvo y el barro, y mide temperatura y dirección.

A lo largo de todos estos años, el reloj se fue adaptando a distintas necesidades pero mantuvo su esencia. A eso se refiere Micciché cuando se le pregunta por la posibilidad de una versión smart: Un Smart se rompe y un G-Shock, no. Casio estuvo históricamente a la vanguardia de la tecnología aplicada a un reloj (waterproof, alarmas, luz, calculadora, cronómetros digitales), y si bien ofrece un modelo Smart uno especial para alpinistas, otro para geeks-, su core siguen siendo los relojes que dan la hora. Y allí, el fenómeno vintage es fundamental. Si en los últimos años vimos un culto al reloj digital de los 80 y nosotros vendimos un montón-, los G-Shock de los 90/2000 están de última moda en Europa y ya se ven en Buenos Aires.

Reloj de aventura y de trabajo, G-Shock marcó una época con muñecas abultadas y tecnología ergonómica. Los millennials están descubriendo en esa moda una forma de expresar algo poco habitual para los tiempos que corren: que lo que tiene valor, no se rompe.