LA HORA MÁGICA

Cuando empieza a atardecer, un rato antes de que el día llegue a su fin, la luz se vuelve particularmente encantadora. En ese momento feliz fue retratada Alberte Valentine, musa de esta producción de Markus Henttonen para Playboy.