COME ON BABY, LIGHT MY FIRE

Una chica de Los Ángeles, el lente del fotógrafo Eric Gea y una remera rockera: no hizo falta más para que esta producción nos moviera el piso. Pasen y vean a Johana Gomez, una musa capaz de traer de vuelta a Jim Morrison.