RAMONA BERNHARD, MISS TURISMO ALEMANIA

Cuando era chica, quería ser un varón. Se la pasaba jugando con sus hermanos mayores. No le salió. Después se hizo enfermera movida por un impulso social. Al final, sus curvas se impusieron y terminó convirtiéndose en Miss Turismo Alemania. Y la dulce Ramona explotó. En esta sesión levanta pasiones en un paraíso al que, seamos sinceros, nadie va a prestar atención. Rubísima, bronceadísima, diosísima, Ramona Bernhard, un aliciente para viajar a Alemania -o donde sea- sin que la temperatura de tu cuerpo descienda un solo grado.