ASÍ ES EL CALOR

No sabíamos qué elegir: la calma instantánea de una hamaca paraguaya, la frescura imbatible de una pileta en pleno verano o la inquietante belleza de Ruthie Hanan. Decidimos quedarnos con todo.