LA MAÑANA DESPUÉS

Amanecer con Tess Jantschek no se parece a despertarse: es la continuación de un sueño, una fantasía onírica que nos seduce hasta volverse realidad.