ON DEMAND

CONOCINDOTE

Por Playboy Staff

Podés pensar que sí, pero lo cierto es que a pesar del tiempo que pasan juntos en la intimidad, no sabés tanto sobre Netflix. La plataforma on demand más popular tiene secretos y anécdotas como todos. Acá, algunas claves.

 

1. De la maratón al bajón

La Universidad de Texas llegó a tristes conclusiones para los adictos a las maratones on demand: en un estudio realizado en 2015 con más de 300 participantes, 237 personas se definieron como binge viewers (usuarios que, por ejemplo, pueden ver 10 horas seguidas de una serie) y, a diferencia de aquellos que no tienen el hábito de ver un episodio tras otro, presentaron sensaciones y actitudes asociadas a la depresión, soledad o falta de autocontrol. Esto no quiere decir que mirar Netflix todo el fin de semana te convierta en una persona desequilibrada, pero los científicos hallaron que es un comportamiento conectado a la adicción y que sus efectos se pueden potenciar en relación a su frecuencia. Esos escasos 15 segundos de pausa automática entre un capítulo y otro en Netflix no son de gran ayuda, tampoco.

 

 

 

2. La primera vez

El primer video que se subió a Netflix (todavía disponible para los usuarios de Estados Unidos) fue nada más ni nada menos que Example Film: un corto de 11 minutos que incluye planos estáticos de una fuente de agua e imágenes bizarras de un hombre desconocido haciendo malabares con pelotas deportivas de distintos tamaños, corriendo de un lado al otro e imitando a Michael Jackson y su baile moonwalk con una computadora en brazos, entre otras tantas cosas.

 

3. Tránsito rápido

La plataforma de películas y series es la fuente de tráfico más grande existente hoy en internet. En 2015, Netflix generó toneladas de tráfico online, haciéndose del 36.5% del total de Estados Unidos en horas pico. Para ponerlo en perspectiva, el servicio similar de Hulu logró apenas un 2%.

 

 

 

4. Netflixofrenia

En 2014, Netflix fue protagonista de todo un suceso en las redes sociales gracias a un glitch (una suerte de error informático) que generó una accidental mezcla de títulos y descripciones de películas en su interfaz. Por ejemplo, en la película de Campanita se leía la sinopsis: Su novio proxeneta la engañó mientras ella estaba en la cárcel. Ahora esta chica trabajadora quiere reclamar su libra de carne; en Hitler and the Nazis, el argumento aseguraba: Ellos superaron los prejuicios para convertirse en algunas de las voces más importantes de la comunidad LGTB americana. Algunas de las combinaciones más graciosas se pueden ver en la cuenta de Twitter @summarybug.

 

5. Trabajar es un placer que nos suele suceder

El sueldo de los empleados de Netflix arranca en 18 dólares por hora. Actualmente, quienes empiezan a trabajar en sus oficinas tienen interesantes beneficios: además de ese piso salarial, tienen ilimitados días libres y, claro, una suscripción gratis al servicio on demand.

 

 

 

6. La vida secreta de sus mascotas

El nombre original de Netflix era Kibble. Antes de que el CEO, Marc Randolph, se decidiera por Netflix, la empresa usó Kibble para salir al paso mientras gestaban la plataforma. ¿De dónde salió esta denominación temporaria? Así se llamaba el perro de Randolph.