SUPER TC 2000

DESTINO DE VELOCIDAD

El Súper TC 2000 ya está en línea de largada para extasiar a los fanáticos y Agustín Canapino quiere volver a ser el campeón.

Este fin de semana comienza la temporada 2017 del Campeonato Argentino y Sudamericano del Súper TC 2000. La primera de las 12 citas del campeonato es en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires, durante 3 días (24, 25 y 26 de marzo), donde los mejores pilotos de la Argentina se disputarán la gloria en un espectáculo único.

El Súper TC es de las categorías más tecnológicas de la región gracias a su caja de 6 velocidades con sistema de levas al volante (similar a un Fórmula 1), pero también una de las más poderosas: la potencia del motor (un V8 con más de 400 HP) y la tracción delantera hacen que estos autos vuelen.

 

El último campeón se llama Agustín Canapino y es el primer piloto del equipo Chevrolet-YPF, que con su Cruze se coronó en Alta Gracia, última fecha de la temporada 2016. El Súper TC era la gran cuenta pendiente de Canapino, quien con apenas 26 años ya se había consagrado en el TC 2000 y en el Top Race, las dos otras grandes competiciones del automovilismo local. Las tres categorías tienen su atractivo y me gustan las tres. Uno se tiene que acostumbrar rápido a las diferencias y eso tiene un gustito especial: no es lo mismo correr con tracción delantera que con tracción trasera.

Es, por supuesto, el gran candidato a campeonar nuevamente este año. Pero la tendrá difícil. Los equipos de Toyota, Renault, Fiat, Peugeot y Citron (que debuta este año en la categoría) pusieron todo en los autos donde pilotearán nombres como Matías Rossi, Gabriel Ponce de León o Mariano Werner.

 

Tierra de campeones

Igual que Froilán González, Norberto Fontana y todos los Di Palma, Agustín Canapino nació en Arrecifes, probablemente el pueblo más tuerca de la Argentina. Ser piloto siempre fue mi pasión, mi anhelo, dice Canapino a días de volver a calentar la pista. Me siento un agradecido de la vida, que me permite vivir de lo que me gusta. Arrecifes es muy particular. Ayer iba para la casa de mi vieja, que hacía un montón que no veía. Y en la calle me encontré con Marquitos Di Palma, que estaba en su taller preparando un auto para ir a llevar a dar una vuelta a un chico de 13 años. Así es Arrecifes, un lugar muy fierrero donde hay muchos pilotos y mucha cultura automovilística.

Último campeón, joven revelación (todavía), oriundo de Arrecifes y piloto de Chevrolet, nada menos, la presión para Canapino no es despreciable. Sin embargo, él se lo toma tranquilo: A ver, el automovilismo es un deporte muy individual donde no están permitidos los errores. Y la presión ya está ahí. Después, todos queremos ganar. Yo estoy motivado, con el compromiso y la responsabilidad que requieren manejar en un equipo con tanta historia.

24, 25 y 26 de marzo en el Autódromo Juan y Oscar Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires. Entradas a partir de $ 150 en ticketek.com.ar