AUTOS

LA EDAD ELCTRICA

Por Ben Schott | Playboy USA

Con liderazgo de China, en 2015 se vendieron más de un millón de autos eléctricos en el mundo (diez mil veces la cantidad que se había comercializado en 2010). Es el futuro, pero también el pasado: a fines de 1800 ya existían vehículos de este tipo, que rápidamente fueron marginados por la conveniente ecuación del petróleo y la producción en masa. Hoy, países como Noruega apuestan a prohibir a los nafteros y existen carreras internacionales con sus respectivos campeones y fanáticos. En fin: del auto eléctrico venimos y hacia el auto eléctrico vamos. Acá, todo lo que tenés que saber (o casi).

En alza

El stock mundial de vehículos eléctricos (EV, por su traducción al inglés, Electric Vehicles) creció de 12.000 unidades en 2010 a 1.2 millones unidades en 2015. Se estima que el número podrá subir hasta 13 millones para 2020, con protagonismo de China (representó el 40% de las ventas en 2015).

La agencia Bloomberg pronostica que, en 2040, los autos eléctricos de largo alcance costarán menos de 22.000 dólares (en plata de hoy), y que el 35% de los nuevos autos que sean vendidos en todo el mundo va a tener un plug.

Edades del auto

En los albores de la era del automóvil (1880-1920), el número de vehículos a vapor, gasolina y eléctricos era prácticamente igual. De hecho, estos últimos solían ser mayoría en ciudades como Nueva York, inundada de flotas de taxis eléctricos. Se necesitó de la invención del motor de arranque eléctrico (que reemplazó a la manivela) y el auge de la producción en masa para popularizar los autos a nafta y condenar a los eléctricos a los márgenes de la historia. Allí permanecieron (con esporádicos revivals causados por las crisis del petróleo) hasta que el calentamiento global y los avances tecnológicos se unieron para dar lugar a laactual edad dorada de los EV.

 

 

Manejando una ganga

Además de ofrecer incentivos financieros (rebaja de impuestos, reembolso de compra), algunos países promueven los EV con descuentos o acceso gratis en peajes y ferries, estacionamiento gratuito o designado y regímenes menos onerosos de revisaciones técnicas. Otros, incluso, aplican impuestos punitivos a los vehículos nafteros. El mayor promotor mundial de los EV es Noruega, donde el 24% de los nuevos autos son eléctricos. Cuando se informó que la nación nórdica tal vez llegue a prohibir los nafteros y gasoleros para el 2025, el empresario detrás de Tesla y SpaceX, Elon Musk, twitteó: Qué país increíblemente maravilloso. La rockea.

Rápido pero no tan furioso

Fórmula E el equivalente eléctrico al Fórmula 1 fue creado en 2012 por la Federation Internationale de lAutomobile para estimular el interés en los EV y catalizar la innovación en autos de consumo. En esta carrera, hasta 10 equipos se enfrentan en circuitos urbanos a lo largo de una o dos millas (entre 1.6 y 3.2 kilómetros). Cada encuentro dura alrededor de 50 minutos, durante los cuales los conductores están obligados a cambiar la batería y las llantas.

Una novedad de Fórmula E es FanBoost, una página donde los fans pueden votar por su corredor favorito. Quienes queden en las tres primeras posiciones del ranking acceden a la posibilidad de activar una explosión de potencia de 100 kilojoules durante la carrera.

 

 

El sonido del silencio

Aunque una reducción en la contaminación sonora es una de las claves de venta de los EV, el riesgo que suponen los autos casi silenciosos a los transeúntes generó una genuina preocupación en el mundo (y ni hablar en lo que respecta a los transeúntes ciegos). El sonido artificial es necesario solo en velocidades menores a 30 km/h, ya que a mayor velocidad el auto ya hace el ruido suficiente como para que sea seguro. Si bien todavía no es exigido por la ley que los autos eléctricos incorporen ruido de mentira, muchos lo incluyen como una de sus ventajas.

Lo que mata es la ansiedad

Uno de los mayores reparos de los consumidores a la hora de adquirir autos eléctricos es lo que se ha denominado range anxiety (la ansiedad de rango): el miedo de que la batería se muera en el medio de la nada. Pero, teniendo en cuenta que la mayor parte de la gente no suele manejar más de 50 kilómetros en promedio por día, ese temor parecería ser un sinsentido. No obstante, el problema está en vías de solucionarse con ubicuas estaciones de carga (que, encima, pronto serán wireless) y una competencia por mejores baterías, hoy dominada por Tesla.

Aquí, el ranking de los cinco EV con batería de mayor alcance de 2016:

1) Tesla S P90D / 407 km de una sola carga / Precio: 108.000 dólares.

2) Tesla X P90D / 402 km de una sola carga / Precio: 115.500 dólares.

3) Kia Soul EV-e / 145 km de una sola carga / Precio: 31.950 dólares.

4) Fiat 500e / 140 km de una sola carga / Precio: 31.800 dólares.

5) Mercedes-Benz B250e / 140 km de una sola carga / Precio: 41.450 dólares.

El nuevo chiche de los hackers

El software interno y la conectividad externa vuelve a a los EV vulnerables al hackeo, algo mucho más peligroso que un simple tipo con una ganzúa. En 2015, un grupo de investigadores pudo hackear un auto Tesla, y el pasado febrero Nissan tuvo que desactivar una app que controlaba de forma remota la temperatura de sus vehículos modelo Leaf.