VIAJES

ELIGE TU PROPIA AVENTURA

Por Nicole Theodore | Playboy USA

La mejor parte de viajar es, casi siempre, encontrarse de pronto en alguna aventura random, en algún escenario inesperado. Si en 2017 tenés ganas de lanzarte a recorrer el mundo por tu propia cuenta, alguno de estos destinos puede ser una buena oportunidad para perderte (y descubrirte) en un lugar desconocido.

Con la globalización, con la evolución de las rutas de vuelo, de los caminos terrestres y hasta de los marítimos, con internet, con las posibilidades de financiación y todo eso que ya sabemos, viajar hace rato dejó de ser un hábito exclusivo de las parejas en su luna de miel, de las familias que hacen planes para conocer Disney y de los grupos de amigos fiesteros que preparan sus vacaciones al mejor estilo spring break. De acuerdo al Visa Global Travel Intentions Study de este año, realizado a lo largo y ancho de 25 países, los usuarios que viajan solos incrementaron hasta en un 15% desde 2013. Se trata, sobre todo, de millennials: aquellos jóvenes y/o adultos nacidos entre 1980 y 2000 que, según halló la investigación, ponen la mira en un destino fijo y luego resuelven espontáneamente cómo continuar sus itinerarios, una vez que están en el lugar o área elegida. Ojo: los que optan por este formato de viaje están lejos de ser los que no consiguieron a alguien que les hiciera la segunda; de acuerdo al estudio, es un público que, simplemente, disfruta de explorar lo desconocido.

Si te considerás parte de esta tendencia o querés pertencer, tomá nota de estos cinco destinos posibles para explorar en tus vacaciones o durante el año que se avecina.

Dubrovnik, Croacia

Si sos un fanático de Game of Thrones que quiere tener una experiencia rara metiéndose en boliches croatas y, a la vez, visitar iglesias del siglo XVI de día, es probable que Dubrovnik sea un spot de altísimo interés para explorar durante el año que viene (o siempre). En las calles de esta antigua ciudad se ofrecen muchos tours a pie en los que se pueden hacer amigos temporales, incluidos algunos nerds de la serie de George G. Martin. No te olvides de descender al mundo subterráneo para una copa en el Cave Bar. Para una noche de rave, probá suerte en Club Revelin, que siempre figura en el ranking de los 100 mejores lugares según DJ Mag.

Reykjavik, Islandia

Es un destino remoto, remotísimo, pero que está experimentando un leve auge gracias a que las aerolíneas comienzan a incorporarlo cada vez con más frecuencia a sus ofertas de vuelo. Las imágenes del fotógrafo Chris Burkard explican claramente el resto de su atractivo. Es una ciudad con vistas oceánicas que pueden ir a parar directo a Instagram, en convivencia con imponentes y, usualmente, gélidas montañas. Tanto si querés estar rodeado de gente como si tu buscás pasar tiempo a solas en un entorno natural, Reykjavik es tu lugar. No dejes de visitar el spa geotermal Blue Lagoon y pará a tomar el mejor café en Reykjavik Roasters.

Austin, Texas, Estados Unidos

Nunca estás realmente solo en Austin, la ciudad reconocida como la capital mundial de la música en vivo. También debería ser considerada como capital foodie, teniendo en cuenta que comer en esos pagos es una experiencia cuasi religiosa (por ejemplo, en Franklin BBQ). Un buen plan es ir en octubre para asistir al Austin City Limits, un festival en el que este año tocaron artistas como Radiohead, Major Lazer, Die Antwoord y Foals, entre muchos otros. Otra opción: a mediados de marzo, enfilar al SWSW (South by Southwest), evento que reúne a la industria del cine, de los medios interactivos y de la música en conferencias y shows.

Sayulita, México

A 40 kilómetros al norte de Puerto Vallarta, Sayulita es una ciudad bastante mínima que poco a poco perfila como un gran destino para los amantes del surf y de la gastronomía. Si te entusiasma la idea de vivir una auténtica experiencia mexicana sin codearte con demasiados turistas, sabés montar una ola y tu paraíso culinario puede adoptar la forma de un taco, sacá tu pasaje ya mismo. Además, tiene buenas vistas.

Isla Malolo Lailai, Fiyi

Es un largo trecho hasta esta isla perdida en el medio del Pacífico (parte de Oceanía); de hecho, primero hay que viajar hasta Australia y hacer trasbordo. Sin embargo, vale la pena el tiempo de viaje y la inversión en el pasaje: si estás solo, nada parece un mejor plan que ir a un festival tropical de música, especialmente uno tan íntimo y único en su especie como es Your Paradise (Tu Paraíso). DJs como Skrillex tocan en bancos de arena y plataformas flotantes en el medio del agua.