DAVID BOWIE

ESTRELLA NEGRA

El próximo 8 de enero, cuando David Bowie cumpla 69 años, su nuevo álbum (el número 25) estará a la venta. Black Star es el título de esta extraña colección de canciones, inclasificable, como se ha escrito tantas veces sobre la obra del gran Duque blanco y que, como tantas otras veces, es arriesgado, incómodo, espiritual. Este es el segundo disco surgido de su última asociación con el productor Tony Visconti (quien lo acompaña, intermitentemente, desde el año 69). El anterior, The next day, llegó con canciones más convencionales en 2013, para ponerle fin a casi una década de silencio discográfico. Blackstar es todo lo contrario. Todos los sonidos pop/rock que se escuchan en el disco están dispuestos como letanías o epifanías, lagunas irónicas o mesiánicas en sórdidos arreglos de percusión tecno o movimientos de jazz. Los músicos del álbum son figuras destacadas de la escena neoyorkina del jazz posmoderno, y le aportan una sonoridad desconcertante al manifiesto de Bowie. Un nuevo punto en la magnífica obra del inglés universal.