FRANCO FILE

JAMES FRANCO CONVERSA CON MICHELLE MACLAREN

Por James Franco

El reconocido actor James Franco conversa aquí con Michelle Maclaren, directora de Game of Thrones, acerca de cómo filmar a un oso, cómo hacer Breaking Bad y cómo estar tranquila en el arte de las escenas de sexo.

James Franco: Vos y yo trabajamos juntos en The Deuce (N. del E.: serie programada por HBO para 2017, sobre los comienzos de la industria del porno), en una escena donde estoy prácticamente desnudo. Y fuiste muy específica respecto de qué querías que hiciera. ¿Qué hubiera pasado si yo decía que no?

Michelle Maclaren: Las escenas de sexo tienen que encararse como si fueran tomas de acción. Tenés que ser objetivo, casi matemático. Si empezás a mostrarte raro con eso, todos empiezan a sentirse raros con eso. Sabíamos exactamente lo que queríamos hacer y cómo lo íbamos a encarar. Había un montón de discusiones previas alrededor de las actrices también. Yo no creo que el sexo o la violencia deban aparecer gratuitamente. Si son útiles a la historia, excelente. Pero no quiero matar a alguien solo por hacer una escena violenta y cool. En esta historia en particular, la desnudez es importante. Y también es importante que sean reales. Hice un montón de escenas de sexo en mi carrera. Hice Games of Thrones.. (ríe).

Franco: También dirigiste a un oso en Game of Thrones.

Maclaren: El entrenador llegó al set y le dijo a todo el equipo, Okey, no tiene que haber comida en el set, nada de voces fuertes, nadie grita, y todo el mundo tiene que participar. Y dijimos ¿qué significa eso?, y dijo cada vez que el oso haga algo bien, todos tienen que aplaudir y festejar. Entonces empezamos y cada vez que hacía algo bien, todos decíamos ¡Muy bien, Bart!, lo ponía muy contento. Era genial. Esto fue en enero o febrero, que es temporada de hibernación para los osos, y el segundo día, cuando ya estábamos por terminar, Bart decidió que ya había cumplido su tarea. Se dio vuelta y empezó a dirigirse a su trailer. Pero necesitábamos una toma clave, así que todos empezamos a alentarlo, ¡vamos, Bart! ¡podés hacerlo!. Y te juro por Dios que, como una diva, se detuvo y lentamente giró, como diciendo ah, bueno, está bien. Volvió al set e hizo la escena perfectamente.

Franco: Empezaste a trabajar con Vince Gilligan en Los expedientes X. ¿Cómo llegaste a Breaking Bad?

Maclaren: Después de X Files, pude hacerme un nombre. Y seguí dirigiendo, pero un poco aquí y allá, era difícil. Así que tenía que producir para sostener mi nuevo hábito de dirigir. Y Vince y yo somos amigos, así que me llamó un día y me dijo, Michelle, me ayudarías a dirigir un piloto? Se llama Breaking Bad. Me contó un poco la historia, y le dije Sos la única persona que conozco en Hollywood que puede vender una historia sobre un profesor de secundaria que se está muriendo y se convierte en narcotraficante.

Franco: ¿Es cierto que fuiste la responsable del episodio más caro de Breaking Bad?

Maclaren: No, ¡no es cierto! (ríe). Estaba dirigiendo un capítulo llamado Cuatro días afuera. Y entonces leo el guión y pienso, Dios, quieren que este sea un episodio botella. Se le dice así a los episodios en los que participan pocos actores y en general se filman en una sola locación. La idea es ahorrar dinero. Y me acuerdo que pensaba maldita sea. Pero no me daba cuenta lo afortunada que era de tener que filmar un episodio con Bryan Cranston y Aaron Paul encerrados en una van. Así que les dije, sé que ustedes quieren que éste sea un episodio botella y quieren filmar todo en la van, adentro del estudio, pero ¿qué hay tras la ventana? ¿qué están viendo los personajes cuando salen afuera?. Entonces los convencí de que filmáramos una parte en el estudio y otra en el desierto y se convirtió en un episodio visualmente fabuloso. Pero dado que lo habían planeado como un episodio botella, terminó costando más de lo que esperaban. Así que por eso Vince (Gilligan) dijo en una entrevista que había sido el más caro de toda la serie.

Franco: ¿Es cierto que Jessee Pinkman iba a morir?

Maclaren: Originalmente sí, Vince iba a matar a Jessee. Creo que después del piloto pensó, este chico es genial. Pero también es cierto que él cree que gran parte del éxito de la serie se debió a la huelga de los guionistas. Hubo un largo parate en un momento y en ese tiempo, Vince cambió de parecer sobre varios temas. Cuando volvió todo a la normalidad, la serie fue en otra dirección. Si eso no hubiera ocurrido, Jessee habría muerto.

Franco: The Deuce transcurre en el Times Square de New York, en los años 70. Es un lugar y un momento muy específico. Hay muchas prostitutas en la historia que no son tratadas demasiado bien. ¿Cómo tratás ese tipo de temas?

Maclaren: Era una época muy sexista. Es una buena pregunta porque cuando leí el guión yo pensé ¿puedo hacer esto?. David Simon es realmente bueno escribiendo sobre temas controvertidos y los enfrenta abiertamente. Esta serie trata una parte de nuestra historia muy real, verdadera. Y cuando me enfrenté a eso me dí cuenta de que es importante contar estas historias y mostrar cómo evolucionamos, desde dónde. Es interesante: algunas situaciones son empoderadoras de las mujeres en un sentido inesperado.