LOLLAPALOOZA 2018

VOLBEAT: ROCK AND ROLL PESADO

La banda de heavy metal danesa se presenta en el festival Lollapalooza y tiene su propio sideshow el próximo 21 de marzo en el teatro Vorterix. Hablamos con Rob Caggiano, el ex Anthrax, que le aportó guitarras y arreglos hiteros a una banda que rompió todos los charts. 

 

Rob Caggiano había tocado la primera de guitarra de Anthrax durante diez años cuando, en 2013, decidió dedicarse a la producción de discos de otros grupos. Buscar nuevos horizontes. En eso estaba cuando se cruzó con los daneses de Volbeat para producirles su quinto álbum, Outlaw Gentlemen Shady Gentlemen. Grabó algunas guitarras para ese disco y la química con el líder y cantante de la banda Michael Poulson y el resto de los integrantes fue tan intensa que al poco tiempo, ya era parte de Volbeat.

Formados en Copenhague, Dinamarca, a principios de este milenio, Volbeat es una sólida banda de metal que a veces parece estar tocando rockabilly: una suerte de Metallica meets Brian Setzer. El sonido de Volbeat -la voz potente de Poulson, la doble masa y la distorsión plena de las guitarras- es metalero, pero el rock clásico está ahí como una suerte de calavera con un jopo levantado en vaselina. La estética del grupo sigue ese mismo cruce de estilos.

 

 

¿Hay algo danés en Volbeat? No, todo parece rendirle tributo a la música de los Estados Unidos y Rob Caggiano, oriundo del Bronx neoyorquino, piensa igual: La única cosa que suena danesa para mí es el acento de Michael, alguna vez. Básicamente, la influencia viene de la música americana, Elvis, Johnny Cash, Metallica; incluso desde las bandas de heavy inglesas como Judas Priest o Iron Maiden. No creo que haya un sonido danés específico.

Como sea, la banda es un ícono de su país y se ha convertido en un referente del rock pesado compartiendo cartel con Metallica, Megadeth, Mtorhead y demás nombres ilustres que puedan ocurrírseles. Si bien esta es la primera vez que Volbeat pisa suelo nacional para tocar el domingo 18 de marzo en el tercer día del Lollapalooza en el Hipódromo y además bridar un sideshow en el teatro Vorterix el 21, Caggiano visitó la Argentina varias veces con Anthrax. Estoy muy emocionado por volver allí, dice. Recuerdo dos cosas: el público es asombroso (Argentina es una leyenda), y tienen una muy buena apreciación por el rock and roll. ¿Y la segunda?, las mujeres, Dios mío, las mujeres.

Caggiano no conoce de música argentina ni tampoco está interesado en el próximo Mundial en Rusia (yo soy del baseball). Está enfocado en grabar su próximo disco, programado para fin de año, y en descubrir nuevos sonidos. Su respuesta te sorprenderá.

¿Qué fue lo último bueno que escuchaste, Rob? 

LDC Soundsystem. Tuve la oportunidad de verlos hace poco en Brooklyn y me volaron la cabeza. Una banda fenomenal, intentaré verlos en el Lollapalooza, tocan después de nosotros. Son héroes, como Bowie.